miércoles, 8 de julio de 2009

crónica desde Perú

Ciudad de Iquitos, 8 de Julio de 2009.

               Queridos familiares y amigos:

               Ya estamos en la ciudad de Iquitos y nos hemos asentado ya en la parroquia de Fátima. El padre Nicolás, un agustino que lleva 50 años ejerciendo su ministerio en la zona, nos está enseñando los entresijos de un pueblo que lava sus injusticias y desigualdades en el río Amazonas. Iquitos está dividido en distritos con autonomía administrativa, incluso con sus propios alcaldes: El distrito de San Juan, el de Mainas, el de Punchana y el de Belén. En éste último es donde se sitúa nuestro campo de acción principal.

               Es curioso, pero aquí la Iglesia, como dice el "padrecito",  tiene presencia real. La parroquia se lleva abierta todo el día y los departamentos parroquiales están 8 o 9 horas recibiendo a gente hambrienta de justicia.

               Hemos tenido la oportunidad de visitar las dos zonas donde vamos a realizar nuestro trabajo. Por un lado el sector 9, donde Proyde lleva trabajando cinco años, y otro sector llamado "Sachachorro". Este Belén es igual al de Jesús, aquí también nació un niño ayer por la noche, entre cartones y tablones de madera húmeda. Aquí también hay madres que esperan ese pañal donde reina la inocencia, la alegría y la esperanza.  Este es un barrio igual que otros muchos desfavorecidos, donde hay pesebres llenos de amores que esperan que sea Navidad cualquier día del año, esperan un adviento que les dé una oportunidad para cambiar sus vidas.

               Nosotros, el mundo "favorecido",  tiene gran culpa de todo esto. Los modelos de desarrollo económico que se buscan son iguales a los de los países desarrollados. Fijaos, en los negocios trabajan muchos empleados durante casi todo el día cobrando, por supuesto, una miseria. Esto hace que todo el mundo tenga un poder adquisitivo parecido, el dinero fluye constantemente de mano de mano y eso está bien. Incluso la imagen que utilizan algunos negocios es la de un chico o chica blanco con físicos agraciados, en muy raras ocasiones se utiliza la cara de un nativo de la zona.

 Sin embargo, parece ser que está surgiendo una clase con mayor poder adquisitivo que ya manejan (conducen) sus propias motos. Está empezando a surgir diferencias de clases, ya hay discotecas que te cobran 10 soles (2,5 euros) por entrar cuando un menú vale 5 soles. Los modelos europeos son a los que ellos aspiran. Nosotros tratamos de explicarles que esos moldes no son los mejores, que nuestros sistemas crean muchas desigualdades, pero os aseguro que es complicado de hacerles entender estas ideas.

Les pedimos desde aquí que no recen por nosotros, háganlo sólo por esta gente. Recen, recen mucho.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.